3 Alimentos para controlar la diabetes

  • Para llevar un estilo de vida saludable y reducir el nivel de glucosa (azúcar) en sangre, es imprescindible aumentar el consumo de frutas y hortalizas

Según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Sin embargo, como nos recuerdan desde la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk, los hábitos de vida saludables que incluyan una dieta equilibrada, actividad física regular, y mantener un peso normal pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición.

En el Día Mundial de la Diabetes queremos aconsejarte 3 alimentos que pueden ayudarte a controlarla, ¡y que son riquísimos! Próximamente vamos a publicar recetas con alguno de estos alimentos para que puedas disfrutar al máximo de sus beneficios y sabor.

Brócoli, un vegetal lleno de nutrientes

El brócoli es un vegetal muy nutritivo. En él podemos encontrar vitaminas A, K y del grupo B y en un mayor porcentaje, vitamina C.

Un estudio dirigido por la Universidad de Lund en Malmö (Suecia) defiende que un compuesto abundante en el brócoli reduce los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2.

Según exponen en el Science Translational Medicine, un concentrado de este vegetal es eficaz en pacientes obesos con la enfermedad desregulada. Todo esto sin ningún efecto secundario.

Fresas, nutritivas y ricas en antioxidantes

Las fresas tienen un índice glucémico bajo y, por otro lado, son ricas en fibra.


Gracias al ácido ascórbico, leticina y pectina, ayudan a disminuir el nivel de colesterol malo en sangre. Por otro lado, son ricas en vitaminas del grupo B y actúan como potente antioxidante y antiinflamatorio natural.

Según un estudio de Salk Institute's Cellular Neurobiology Laboratory, publicado en la revista PloS One, consumir 37 fresas diarias ayuda en complicaciones diabéticas como la enfermedad renal y/o la neuropatía.

En el estudio postulan que consumiendo fresas promovemos la supervivencia neuronal en cultivo y mejoramos la memoria.

Ajo, rico en hidratos y proteínas de fuente vegetal

El ajo es rico en vitaminas del tipo A, C, E y K y del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B9). Por otro lago, es una fuente de minerales como el fósforo, el potasio, o el magnesio entre otros.

Según investigadores de la Sociedad Estadounidense de Química, los antioxidantes presentes en el aceite de ajo ayudan a proteger el corazón de la cardiomiopatía que se produce por la diabetes. En el estudio defienden que en el ajo hay más de 20 sustancias que contribuyen a que esto pueda suceder. 

Recordad, las frutas y verduras son la base de un estilo de vida saludable. Y desde GEA naturals, queremos ayudar a concienciar sobre la importancia del consumo de estos alimentos. ¡Sígenos en Instagram para más consejos!