Las frutas y verduras son la base de un estilo de vida saludable

  • Los consejos nutricionales de Elia Albiol, Dietista-Nutricionista y Master en TCA y obesidad por la UEM

Frutas y verduras

El consumo de frutas y verduras es la base de cualquier alimentación saludable. ¿El motivo? Aportan a nuestro organismo la variedad de nutrientes y antioxidantes que necesitamos para disfrutar de una vida sana. Además, estos alimentos también nos aportan fibra, necesaria para mantenernos saciados y tener un buen ritmo intestinal.

Por otro lado, es preferible consumir frutas y verduras de temporada, ya que como se cosechan en el momento pertinente, su estado nutricional es mucho más óptimo. Esto permite que el producto tenga más sabor, que nos aporte un plus a nivel nutricional y que nos resulte más apetecible. En cuanto a su consumo, se recomienda comer 5 raciones de frutas y verduras al día.

Cómo comer verduras para aprovechar sus nutrientes

La verdura podemos comerla tanto cruda como cocida. Para ser más precisos, al menos una vez al día es recomendable comerla tanto cruda como cocida.

Existen distintos tipos de cocciones que mantienen mejor los nutrientes como, por ejemplo, cocinar al vapor. No es necesario consumirlas siempre hervidas o al vapor. También podemos hacerlas a la plancha, al horno o al microondas sin miedo a perder todas sus propiedades nutricionales.

Cómo conseguir un plato saludable y equilibrado

Es necesario consumir otros grupos alimenticios junto a las frutas y verduras para conseguir todos los nutrientes esenciales, como son los hidratos de carbono complejos y las proteínas.

Por un lado, los hidratos de carbono complejos se encuentran en tubérculos (patata, boniato...), cereales de grano integral (pasta, arroz, quinoa, pan...) y legumbres (lentejas, garbanzos, etc.). Y por el otro, las proteínas se encuentran en productos de origen animal (lácteos, carne, pescado, huevos...) y en algunas opciones vegetales como también pueden ser las legumbres.

Si tenemos el 50% de un plato ocupado por verduras, un 25% por algún hidrato de carbono complejo y el 25% restante por un alimento proteico, obtenemos un plato saludable y equilibrado. Un buen ejemplo siguiendo esta línea sería consumir un plato de merluza con verduras y patata al horno.

Frutas, nuestro gran aliado entre horas

Las frutas pueden ser nuestras mejores aliadas en los desayunos, entre horas o en el postre. Es preferible consumir las piezas enteras y con piel siempre que sea posible. De este modo nos aportará más a nivel nutricional.

Llevar una alimentación saludable es sinónimo de invertir en nuestra salud y prevenir el desarrollo de enfermedades. Si juntamos una alimentación saludable con un estilo de vida activo reforzaremos aún más nuestra salud.

Iniciativas como GEA naturals nos permiten disfrutar de una alimentación sana y equilibrada sin salir de casa, ofreciéndonos frutas y verduras de temporada directamente del campo a nuestra casa. ¿A qué esperas para empezar a cuidarte disfrutando de todo el sabor de la naturaleza en tus platos?